Conozca las alternativas para vender su vehículo viejo en Chicago

vender-carro-chicago

Vender un vehículo viejo en la ciudad de Chicago no es nada fácil y puede tomar un tiempo considerable, especialmente si éste no funciona.

Algunas personas subestiman el valor de su auto usado o convertido en chatarra, por lo que ni siquiera se ocupan de anunciar su venta en alguno de los periodicos que circulan en la ciudad, pues consideran que ninguna persona se atrevería a pagar dinero alguno por él.

En la ciudad de Chicago existen distintas alternativas para las personas que tienen un vehículo usado y desean deshacerse de él.

De hecho es un proceso bastante fácil y nada molesto, incluso más de lo que muchos se imaginan.

Según su necesidad.

Seguramente habrá una opción que se adapte para poder colocar a la venta su automóvil viejo.

Venta su carro tal y como esta.

A veces tener un vehículo que sólo genera gastos es un problema, pues no cumple su función, lo que hace es ocupar espacio y generar pérdida de dinero cada mes inútilmente, por todas estas razones venderlo representa, sin duda, la mejor decisión.

Existen muchas formas de poner en venta un vehículo usado, la más conocida es poner un anuncio en los periódicos y revista de mayor circulación en la ciudad

También podría ser una alternativa, publicarlo en alguna página web de anuncios o aplicaciones donde se pueda mostrar y las personas puedan hacer ofertas.

Siempre es necesario dar información verídica de su auto que desea vender.

Sobre todo cuando se publica via internet  para no generar confusión alguna a la hora de conseguir una persona interesada que tenga la posibilidad y la intención de comprar el auto.

Es importante proporcionar una descripción exacta de su vehículo, incluyendo fallas y piezas faltantes.

Puede contar con su mecanico de cabezera para que evalúe el automóvil y le proporcione un diagnóstico detallado, e incluso se encargue de sugerir un precio de venta al mercado, donde ganen el vendedor y el comprador de forma simultánea.

Sin embargo,

La desventaja de este proceso es el tiempo.

Las negociaciones en este tipo de casos tardan un poco más.

Esto se debe a las negociaciones con las personas interesadas en su auto.  Algunas personas por tal de desaserse de su vehiculo aceptan ofertas por debajo de la propuesta inicial l, sin importarles que tal vez, que pudieran ganar mas si lo venden de otra forma.

Vender su carro por piezas

Vender un vehículo viejo por piezas representa una gran alternativa para los propietarios, sobre todo para aquellos que son dueños de automóviles que poseen fallas irreparables.

La única manera de hacer esto sería desmontando por piezas la unidad de transporte, esto siempre de la mano de un mecánico experto.

Todas las personas que son dueñas de vehículos tienen en claro que adquirir repuestos nuevos podría representar un gasto bastante alto.

Por lo que la idea será desmontar las partes del auto viejo y venderlas, colocando cada una por debajo del precio del mercado, considerando también que son usadas, esto sólo será posible con aquellas unidades que estén en perfecto estado.

Existen distintos portales en internet que le permitirán publicar las piezas de su vehículo y además conseguir compradores interesados.

Algunas de las partes a las que se le puede sacar provecho, podrían ser:

  • el volante
  • la consola central
  • los espejos
  • las luces
  • los rines
  • las ruedas
  • el sistema de sonido.

Estas piezas pueden ser extraídas de forma sencilla por el dueño del vehículo, aún cuando no tenga experticia alguna en el área de mecánica.

Para vender otras piezas más complejas de retirar, seguramente necesitará contar con la ayuda profesional de un mecánico experto.

Es imporante ser claro y honesto a la hora de vender estas piezas.

Después de haber vendido las partes de repuesto que logró extraer del vehículo, podrá ofertar el resto, en un depósito chatarra ubicado en la ciudad de Chicago.

Esta es una excelente alternativa, pues le permitirá sacar mayor provecho de su automóvil usado.

De hecho también podría representar ganancias sobre la cantidad de dinero invertido en repararlo, si fuera el caso.

Una importante cantidad de estas empresas, ofrecen a sus clientes el remolque gratuito, así como dinero en efectivo a la hora de cerrar la negociación, también algunos concesionarios invierten en estos artículos. Una vez más la sinceridad será importantísima a la hora de recibir la cotización del bien, el cliente deberá mencionar cuáles son las piezas que ya no están dentro del sistema del transporte.

Es importante conocer que los vehículos que todavía conservan el convertidor catalítico original, la mayoría de las veces pueden tener un valor más alto para muchas empresas que se encargan de adquirir chatarras.

Los lugares de desguace del vehículo son otra de las alternativas, entendiendo como desguazar un automóvil, al hecho de que  la negociación estará basada en su peso, en lugar de tomar en cuenta aquellas partes que todavía funcionan, se encuentran en buen estado y pueden generar algún provecho. Esto representa una opción a evaluar para aquellas personas que poseen un camión u otro medio de transporte de gran tamaño.

Este paso debe hacerse, sólo después de haber vendido la gran mayoría de piezas en buen estado que se encontraban dentro del vehículo. En la ciudad de Chicago, los deshuesaderos de autos no se encargarán del traslado, por lo que estos gastos correrán por cuenta del cliente.

La inversión que representa tratar de reparar un vehículo que ya no funciona es bastante alta, de hecho en ocasiones podría estar por encima del precio original, además representa un riesgo, pues tal vez no se obtenga ningún beneficio. Antes de tomar esta decisión, será necesario analizar las ventajas y desventajas que tendría tomar este camino. Esta será la mejor opción si las ganancias son mayores que los gastos.

Otra alternativa es la donación, esto no significará ningún beneficio para el dueño del vehículo, una vez que esto ocurra será posible deducir el costo del automóvil de los impuestos pagados. El dinero sobrante será retribuido al propietario en un tiempo considerable, sin embargo es un riesgo, es decir, mientras esto ocurre el automóvil estar fuera del dominio de sus dueños.

Venderlo a un concesionario también es otra decisión que podría ser evaluada, sin embargo el número de concesionarios que adquieren vehículos usados, no representa a la mayoría. A la hora de la cotización será necesario plantearse, realmente cuál es la condición general del automóvil.

En estos casos los vehículos con mayor cantidad de partes en funcionamiento podrán percibir mayores ingresos. Por otra parte, esto también dependerá de cuál es la falla que hace que el auto no funcione.

La cantidad de ofertas serán variadas, por lo tanto lo más recomendable será recorrer o establecer comunicación con la gran mayoría de los lugares que se encargan de hacer estos trámites, esto para conseguir la mejor opción que sea posible. Algunos clientes potenciales le solicitarán mayores detalles e incluso fotografías reales del bien que desea vender.

El procedimiento es bastante sencillo, el primer paso será contactar al comprador qué puede ser, un particular o una empresa y proporcionarle detalles reales sobre el estado del vehículo, normalmente estos le concederán una cita de negocios, lo que sólo significa que usted tendrá que evaluar la oferta, pues esto no significará es un compromiso de venta.

Al hacer contacto con los posibles compradores, una de las preguntas importantes es quién se encargará de remolcar el vehículo, pues si usted tiene que trasladarlo por sus propios medios, esto representará una disminución en la ganancia que pueda percibir.

El tema de la legalidad del trámite también es importante, será necesario seguir las leyes de venta impuestas por el Estado y tener todos los requisitos y documentos en regla. Es imperativo tomar en cuenta que el hecho de no firmar la documentación correcta, podría significar que el dueño original continúe siendo el responsable del vehículo.

Otra de las respuestas que debe obtener del vendedor será, cuándo recibirá el pago del automóvil, la mayoría de las veces esto será de inmediato, sin embargo existen particularidades donde habrá que esperar algunos días para recibir un cheque o recoger el dinero.

Lo más importante de esta negociación, será asegurarse de tomar el control en todo momento de cada una de las decisiones respecto a los trámites. Ser realista significará una gran ventaja, con respecto al precio que se aspira conseguir por el vehículo chatarra, sólo deberá aceptar el precio justo.

Asegúrese de rodearse de expertos en el tema, es decir, distribuidores de repuestos o un mecánico, estos pueden ser grandes aliados, pues le proporcionarán la información necesaria para saber, cuánto puede obtener y cuál es la mejor alternativa. Será importante tomar en cuenta si su deseo es que el vehículo desaparezca de manera inmediata o prefiere tomar el camino lento y esperar para obtener la mayor ganancia.

Cada uno de los potenciales compradores le proporcionará algunos requisitos, a los cuales debe prestar la mayor atención posible, pues deben encontrarse dentro del margen de la ley propuesta por el Estado. También será importante conocer el procedimiento de cancelación del seguro del vehículo.

Finalmente sólo tendrá que elegir cuál es la mejor opción para vender su vehículo chatarra.

Rate this blog entry:
Como saber cuando es el mejor momento de vender su...
Best way to sell a car that is not running or work...